sábado, junio 30, 2007


Fe de erratas.
(O fe de ratas, como quieran.)
Sí, lo sé, la cagué y lo acepto. No tengo disculpas ni perdón, pero sí pretexto, cuando escribí la entrada anterior moría de sueño. Pero nada basta para solapar mi pendejada. En la pasada entrada afirmé que la obra Los locos de Valencia era obra de mi tocayo Francisco de Quevedo y no es así. Es obra del buen Lope de Vega. Bueno, corregido el siniestro espero me disculpen. Afortunadamente aún nadie dejó comentarios percatándose de mi error. Hablando de esa obra nuevamente, les recuerdo que mañana es la última función, no se la pueden perder, neta. Yo la fui a ver hoy nuevamente. Iría mañana pero ya es mucho.
Bueno, baste esto como mi fe de idiotez. Vale.

1 comentario:

Paola dijo...

Hola.
Soy Paola Izquierdo. Pues encontré tu blog de casualidad... bueno, más bien, buscando mi nombre... je je... y bueno, pues gracias por lo que me toca en tu notita... y gracias por ver teatro y hablar de él con tanta pasión -¡y sorprendende memoria!. Y pues te invito a ver mi unipersonal de cabaret. SE llama "De príncipes, princesas y otros bichos", está los jueves a las 20:30 hrs. en La Gruta del Centro Cultural Helénico. Mucho gusto!!