miércoles, octubre 15, 2008

Las palabras son algo que me mata

Alguna vez en este blog, en una entrada pasada, expliqué lo mucho que me matan las palabras, y en esa misma entrada hablé sobre una palabra que no encontré en nigún diccionario. Pues bien, ha pasado de nuevo, la palabra es: socaren. Para no darles la larga relación que fue de mi pesquiza, les diré que de nuevo el departamento de español al día, de la RAE, resolvió mi duda de nueva cuenta y esta vez a la primera (se ve que la palabra era más fácil, el contexto la deducía, pero yo quería como obsesivo, su definición exacta). Dejo con ustedes la respuesta:

«En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:
»Desconocemos a qué uso se refiere, aunque sí tenemos documentada en la obra que nos indica la forma »socarreña, que correspondería a:

»socarrena. (De socarrén). f. Hueco, concavidad. ‖ 2. Arq. Hueco entre cada dos maderos de un suelo o un »tejado.
»Acaso la forma que nos indica, por tanto, sea una variante de: socarrén. m. Parte del alero del tejado, que »sobresale de la pared.
»Reciba un cordial saludo.

»Departamento de «Español al día»Real Academia Española»

La palabra la encontré documentada en mi relectura de La verdadera historia de la conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo, esta vez en la edición de Porrúa.

PD: En esta fecha quiero aprovechar para asentar una felicitación a dos personas, a Saúl por su titulación y a Amalia por su cumpleaños.

1 comentario:

Marie de Laos dijo...

y cuál es el correo electrónico para escribirles a esos señores (?)
Un saludo